OPINIÓN: Los ‘dreamers’ son esenciales para Estados Unidos. Se merecen la ciudadanía

By Chris Reynoso

Casi un millón de jóvenes que son elegibles para la protección de deportación bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) no tienen una ruta viable para obtener ciudadanía en el país que han llamado hogar desde la infancia. Yo he trabajado directamente con estos estudiantes que viven día a día con la incertidumbre debido a su estado legal.

Desde el establecimiento de DACA en 2012, el programa ha constantemente enfrentado desafíos en los tribunales y ha sido utilizado como un peón político.

En las escuelas de KIPP, tenemos miles de estudiantes, padres, maestros y miembros de la comunidad cuyas vidas son impactadas por esta incertidumbre. Gracias a DACA, pueden trabajar, estudiar y contribuir a sus comunidades. Pero sin la seguridad de una ruta concreta para obtener ciudadanía, viven en constante incertidumbre sin saber si un día estas protecciones temporales se quitarán.

En una encuesta reciente, el 40 por ciento de DREAMers expresaron miedo diario a ser deportados. El Congreso tiene que tomar acciones ahora para crear una ruta ciudadanía para DREAMers, no solo porque es una cuestión de principios, sino también porque es beneficioso para nuestro país.

En total, casi el 50 por ciento de todos los Dreamers están trabajando en industrias esenciales. Según el Centro de Estudios Migratorios, más de 43,000 beneficiarios de DACA trabajan en el sector médico y la asistencia social, entre estos 10,300 en hospitales y 2,000 en centros de atención médica.

Lea el artículo completo aquí.

Share This Story