El lenguaje es poder

Es importante clarificar cómo KIPP define términos como justicia racial, justicia social y equidad para poder discutirlos efectivamente. Utilizamos las siguientes definiciones como guías:

Justicia racial: La creación, examinación, y aplicación proactiva de políticas, prácticas, actitudes y acciones para promover oportunidades, resultados, y trato equitativo para personas de todas las razas. La justicia racial es un acto consciente—una responsabilidad individual e institucional.

Justicia social: Una visión de la sociedad en la cual la distribución del poder y recursos es equitativa y todos los miembros están seguros física y psicológicamente. La justicia social se basa en actores sociales que reconocen su propia agencia y tienen un sentido de responsabilidad social para con otros individuos y la sociedad en general.

Equidad: Una condición que pone sobre la balanza dos dimensiones: lo justo y la inclusión. En cuanto a lo justo, la equidad implica asegurar que las personas tengan lo necesario para participar en la vida escolar y puedan alcanzar su potencial (florecer). En cuanto a inclusión, la equidad asegura que los programas, servicios, actividades y tecnologías en la educación estén al alcance de todos.

Para más información sobre cómo definimos este trabajo, vea nuestro glosario Leading for Racial Equity.