Dos maestros del este de Los Ángeles son reconocidos como los mejores de la nación

By Jacqueline Garcia

Para leer el articulo entero, visite LaOpinion.com >

Para Ethan Fernández, estudiante del quinto grado, “Ms. Morfin es la mejor maestra” que ha tenido en su primaria KIPP Sol Academy en el Este de Los Ángeles.

“Me ayuda mucho cuando se trata de escribir, hasta cuando estoy aburrido me motiva para escribir cosas solo por diversión”, dijo el pequeño de 11 años quien quiere ser periodista.

Y Ethan no se equivoca, puesto que su maestra María Morfin fue seleccionada como una de los cuatro mejores maestros de la nación en el 2017 por The New Teacher Project (TNTP), una organización no lucrativa que reconoce el trabajo de los maestros más brillantes del país.

Morfin, de 27 años de edad e hija de inmigrantes mexicanos, compitió en el concurso nacional de TNTP con alrededor de 800 participantes.

El martes por la mañana mientras Morfin impartía su clase, Dottie Smith, vicepresidente de TNTP entró al salón para dar la excelente noticia

“¿Saben que tienen a una de las mejores maestras del país?”, preguntó Smith a los estudiantes de Morfin.

Sin poder contener las lagrimas, Morfin supo que la buena noticia había llegado. Sus padres y hermanos acompañaron a Smith para anunciarle que había sido la ganadora del premio Fishman de 25 mil dólares.

Morfin dijo que le tomó menos de tres meses decidirse para solicitar el premio y una vez que lo hizo obtuvo la ayuda incondicional de sus estudiantes, los padres de familia y los miembros de la escuela. Ella recuerda que la parte más difícil fue la entrevista en Nueva York donde estaban nueve semifinalistas.

“Durante el viaje estaba muy nerviosa porque no era una entrevista de trabajo pero más bien una entrevista diferente”, recuerda Morfin.

Pero después recordó que la razón por la que estaba ahí es por la pasión a su trabajo y lo mucho que disfruta ver a los niños aprender junto a ella.

Sus padres y dos hermanos quienes llegaron para ser testigos de la entrega del premio no pudieron contener la emoción al ver el reconocimiento de Morfin.

“No tenemos palabras, estamos bien emocionados”, dijo Gustavo Santoyo, padre de Morfin.

“Siempre le echaba ganas al estudio, ella es un orgullo para mi”, añadió Guadalupe, madre de Morfin.

Pese a que el logro es personal, Morfin dijo que lo celebra con toda su comunidad. “Creo que importante tener una voz latina y espero ser esa voz para los estudiantes y todos mis niños, sus padres y la comunidad del Este de Los Ángeles”, dijo Morfin.

El mismo martes por la tarde, mientras Joshua Martínez, maestro de la primaria KIPP Raíces Academy impartía la clase a sus estudiantes de cuarto grado, Smith llegó para darle la buena noticia.

Martínez quien emocionado recibió la noticia dijo que el premio es parte de un gran esfuerzo de educadores que llegaron antes que él.

“Todo esto está en un entorno de una gran comunidad y grandes familias”, dijo Martínez al recibir el premio. “Ellos me demuestran todos los días que estos niños pueden hacer cosas increíbles cuando les damos los recursos y cuando les damos acceso a grandes maestros”, aseveró.

Martínez es reconocido por animar a sus estudiantes a aprender de una forma divertida acerca de los números y la lectura. Los estudiantes de Martínez leen en un promedio un millón de palabras por año, casi el triple de lo que lee un estudiante promedio del cuarto grado.

“¡Mi clase está viva! Los estudiantes hablan, discuten y responden a preguntas complejas”, dijo Martinez quien permite a sus estudiantes levantarse y caminar por todo el salón siempre y cuando estén poniendo atención.

“Educar a los niños en las comunidades de bajos ingresos no tiene por qué ser disciplinario y rígido”, explicó Martínez. “No pretendemos ser una de las mejores escuelas. Queremos ser una de las mejores opciones de escuela para los niños de cualquier antecedente, punto. “

Ambos maestros también recibieron un reconocimiento de apreciación por parte de la supervisora del condado Hilda Solís y la miembro de la junta directiva del distrito unificado de Los Ángeles, Mónica García.

El premio Fishman viene acompañado de un programa de seis semanas durante el verano en una ciudad del país en proceso de elegirse, donde los cuatro ganadores compartirán su experiencia como educadores frente a otros lideres académicos.

Share This Story